Mi bebé de 3 meses no cabe en el capazo: ¿Cuándo pasar a la silla?

El capazo es una opción muy práctica y segura para transportar a nuestro bebé durante los primeros meses de vida. Sin embargo, llega un momento en el que nuestro pequeño empieza a crecer y ya no cabe cómodamente en el capazo. Es en este momento cuando nos preguntamos: ¿Cuándo es el momento adecuado para pasar a la silla de paseo?

1. Cuando el bebé pueda sostener su cabeza perfectamente y mantenerse sentado

Uno de los principales indicadores de que nuestro bebé está listo para dejar el capazo es cuando puede sostener su cabeza perfectamente y mantenerse sentado sin ningún tipo de apoyo. Esto es importante, ya que la silla de paseo no ofrece el mismo nivel de sujeción que el capazo, por lo que es fundamental que nuestro bebé tenga la fuerza y el control necesario para mantenerse erguido.

2. Cuando el bebé empiece a asomarse por encima del capazo o mostrar interés por ver el mundo que le rodea

Otro indicador de que nuestro bebé está listo para dejar el capazo es cuando empieza a asomarse por encima de él o muestra interés por ver el mundo que le rodea. Esto suele ocurrir alrededor de los 3 o 4 meses de edad, cuando el bebé comienza a desarrollar su curiosidad y quiere explorar su entorno. Si notamos que nuestro bebé se muestra inquieto en el capazo y quiere ver más allá, es un buen momento para pasar a la silla de paseo.

3. Cuando el bebé pida insistentemente que lo saquen del capazo

Los bebés tienen sus propias formas de comunicarse con nosotros, y una de ellas es a través del llanto o la insistencia. Si notamos que nuestro bebé llora o se muestra inquieto en el capazo y pide insistentemente que lo saquemos de él, es un claro indicador de que ya no se siente cómodo en esa posición y es hora de pasar a la silla de paseo.

4. Cuando el capazo le quede pequeño y apenas pueda moverse

Es importante tener en cuenta el tamaño y el espacio que nuestro bebé tiene en el capazo. Si notamos que el bebé ya no tiene suficiente espacio para moverse con comodidad y se siente apretado, es un indicador de que el capazo le queda pequeño y es hora de pasar a la silla de paseo. Es importante que nuestro bebé tenga libertad de movimiento y pueda estirarse y moverse con facilidad.

5. Aproximadamente alrededor de los 6 meses de vida, aunque puede variar según el desarrollo de cada bebé

Si bien los 6 meses de vida es una edad aproximada para pasar a la silla de paseo, es importante tener en cuenta que cada bebé se desarrolla a su propio ritmo. Algunos bebés pueden estar listos para hacer el cambio antes de los 6 meses, mientras que otros pueden necesitar más tiempo. Es importante observar las señales que nuestro bebé nos da y adaptarnos a su ritmo de desarrollo.

6. No precipitarse y esperar unas cuantas semanas para asegurarse de que el bebé tiene la fuerza suficiente para mantenerse bien sentado

Por último, es importante no precipitarse y esperar unas cuantas semanas para asegurarnos de que nuestro bebé tiene la fuerza suficiente para mantenerse bien sentado en la silla de paseo. Aunque nuestro bebé pueda sostener su cabeza y mostrar interés por ver el mundo que le rodea, es importante darle tiempo para fortalecer sus músculos y adquirir la estabilidad necesaria para estar cómodo y seguro en la silla de paseo.

El momento adecuado para pasar a la silla de paseo cuando nuestro bebé de 3 meses no cabe en el capazo es cuando pueda sostener su cabeza perfectamente y mantenerse sentado, empiece a asomarse por encima del capazo o mostrar interés por ver el mundo que le rodea, pida insistentemente que lo saquen del capazo, el capazo le quede pequeño y apenas pueda moverse, aproximadamente alrededor de los 6 meses de vida, aunque puede variar según el desarrollo de cada bebé, y no precipitarse y esperar unas cuantas semanas para asegurarse de que el bebé tiene la fuerza suficiente para mantenerse bien sentado.

Deja un comentario