Cómo quitar el pañal en 3 días con el método Fellom

Quitar el pañal es un hito importante en el desarrollo de un niño. Aunque cada niño tiene su propio ritmo, el método Fellom ha demostrado ser efectivo para enseñar a los niños a usar el retrete en tan solo 3 días. En este artículo, te explicaremos paso a paso cómo implementar este método y lograr que tu hijo deje el pañal de forma exitosa.

Preparación previa

Antes de comenzar con el método Fellom, es importante preparar a tu hijo para el proceso de quitar el pañal. Empieza un mes antes a hablar del tema con tu hijo y deja que te acompañe al servicio para ver cómo se usa el retrete. Explícale de manera sencilla y positiva qué significa dejar el pañal y cómo se sentirá al usar el retrete como los adultos.

Una semana antes de comenzar con el método Fellom, dile a tu hijo que la semana siguiente ya no habrá pañales y preséntaselo como un juego divertido. Hazle saber que ahora es un niño grande y que aprenderá a usar el retrete como los mayores.

Primer día

El primer día del método Fellom, tu hijo debe estar en casa sin ropa interior ni pantalón. Esto le permitirá tener fácil acceso al retrete y facilitará el proceso de aprendizaje. Coloca en cada habitación de la casa un orinal para que tu hijo pueda usarlo fácilmente cuando sienta la necesidad de hacer pis.

Intenta que tu hijo beba más agua o tome alimentos hidratantes para aumentar las ganas de hacer pis. Esto ayudará a que tu hijo tenga más oportunidades de practicar el uso del retrete. Ten preparada la fregona para limpiar los accidentes que puedan ocurrir durante el proceso de aprendizaje.

Si sales de casa durante el primer día, tu hijo irá vestido pero sin pañal ni ropa interior. Asegúrate de llevar ropa de cambio y un orinal en la mochila por si tu hijo necesita usar el retrete mientras están fuera.

Segundo día

El segundo día del método Fellom, repite el proceso del primer día. Dale en el desayuno más líquido que otras veces y llévalo al orinal cada 15 minutos aproximadamente. Aprovecha cuando tu hijo haga pis en el orinal para salir a la calle. Esto ayudará a reforzar la conexión entre usar el retrete y salir de casa.

Tercer día

En el tercer día del método Fellom, sigue con las instrucciones anteriores y sal con tu hijo dos veces, siempre después de que haya hecho pis en el orinal en casa. Esto ayudará a que tu hijo se sienta más cómodo usando el retrete fuera de casa y refuerza la idea de que el retrete es la forma adecuada de hacer sus necesidades.

Señales de preparación

Es importante observar si tu hijo muestra señales de estar preparado para dejar el pañal. Algunas de estas señales incluyen indicar cuando ha hecho pis en el pañal, sentirse molesto cuando está mojado o mostrar interés en el retrete y en cómo lo usan los adultos. Estas señales indican que tu hijo está listo para comenzar el proceso de quitar el pañal.

Esperar el momento adecuado

Cada niño sigue su propio proceso de maduración y es importante esperar el momento adecuado para quitar el pañal. No te preocupes si tu hijo no muestra todas las señales de preparación de inmediato. Dale tiempo y continúa hablando del tema de forma positiva y alentadora. Recuerda que cada niño tiene su propio ritmo y que lo más importante es que se sienta cómodo y seguro durante el proceso.

Paciencia y celebración de logros

Quitar el pañal puede ser un proceso frustrante y desafiante, pero es importante tener paciencia y celebrar los logros de tu hijo durante el proceso. Cada vez que tu hijo use el retrete con éxito, felicítalo y hazle saber lo orgulloso que estás de él. Esto ayudará a reforzar su confianza y motivación para seguir aprendiendo.

El método Fellom es una forma efectiva de quitar el pañal en tan solo 3 días. Prepara a tu hijo previamente, sigue los pasos del método y ten paciencia durante el proceso. Recuerda que cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje y que lo más importante es que se sienta cómodo y seguro durante este importante hito en su desarrollo.

Deja un comentario