Como se hace una bola de navidad: pasos sencillos para crear tu propia decoración

1. Reúne los materiales necesarios

Antes de comenzar a hacer tu propia bola de navidad, asegúrate de tener todos los materiales necesarios a mano. Necesitarás una bola de vidrio transparente, pintura acrílica en los colores que desees, pinceles, purpurina, cintas, pegamento y cualquier otro adorno que desees agregar a tu bola de navidad.

2. Prepara la superficie de trabajo

Es importante tener una superficie de trabajo adecuada para evitar ensuciar o dañar tus materiales. Coloca una hoja de papel periódico o un mantel de plástico en tu área de trabajo para protegerla. Asegúrate de tener suficiente espacio para moverte y trabajar cómodamente.

3. Pinta la bola de navidad

Una vez que hayas preparado tu área de trabajo, es hora de comenzar a pintar tu bola de navidad. Toma la bola de vidrio transparente y asegúrate de que esté limpia y seca. Luego, aplica una capa de pintura acrílica en el color base que hayas elegido. Puedes usar un pincel pequeño o una esponja para aplicar la pintura de manera uniforme.

Deja secar la capa de pintura base antes de continuar. Si deseas agregar más capas de pintura para obtener un color más intenso, asegúrate de dejar secar cada capa antes de aplicar la siguiente.

4. Decora la bola de navidad

Una vez que la pintura esté seca, es hora de decorar tu bola de navidad. Puedes usar purpurina para agregar brillo y hacer que tu bola de navidad sea más festiva. Aplica pegamento en las áreas que deseas cubrir con purpurina y espolvorea la purpurina sobre ellas. Asegúrate de hacerlo sobre una hoja de papel para poder recoger el exceso de purpurina y reutilizarla si es necesario.

También puedes agregar cintas, lazos, cuentas, lentejuelas u otros adornos a tu bola de navidad. Usa pegamento para fijarlos en su lugar y asegúrate de dejar secar completamente antes de manipular la bola de navidad.

5. Deja secar y cuelga tu bola de navidad

Una vez que hayas terminado de decorar tu bola de navidad, déjala secar completamente. Esto puede llevar varias horas, dependiendo de los materiales que hayas utilizado. Una vez que esté seca, puedes agregar un lazo o una cuerda en la parte superior de la bola para poder colgarla en tu árbol de navidad o en cualquier otro lugar que desees.

¡Y eso es todo! Ahora tienes tu propia bola de navidad hecha a mano y personalizada. Puedes hacer tantas como desees y experimentar con diferentes colores y decoraciones. ¡Diviértete y disfruta de la magia de la temporada navideña!

Deja un comentario